Tantas voces: una misma agua

Lectura colectiva de “Los pensamientos del indio que se educó dentro de las selvas colombianas” de Manuel Quintín Lame

El prólogo

Voces Agua: Río Tunjuelo y Cerros Orientales en Bogotá. La Playa (quebrada Santa Helena) en Medellín. Ojo de agua en el Occidente de Caldas. Río Putumayo. Río Cauca. Caída de agua en Jardín, Antioquia. Mar en Turbo, Nacedero en la Provincia de Márquez. Mar en La Florida. Aguacero en las Montañas Apalache.

Voces Lectores: María Buenaventura, artista. Willy Pinza, artista. Aquileo Yagarí, líder Embera-Chamí. Juan G. Sánchez Martínez, poeta y puente. Fernando Castrillón, Escuela agroecológica Manuel Quintín Lame. Fabriciano Ortiz, custodio de semillas. Gilma Valencia, profesora de obreros. Isabel Cristina Zuleta vocera de Movimiento Ríos Vivos de Colombia, Ambientista popular y feminista comunitaria. Lectora. Luisa Ungar, artista. Manuel Correa, artista. Maria Victoria Garavito, facilitadora.

Un río de Lágrimas y otro de sangre

Voces de agua: Cuenca del río Cauca y quebrada Combia. Voces lectoras: Isabel Cristina Zuleta, vocera de Movimiento Ríos Vivos de Colombia, Ambientista popular y feminista comunitaria, y Las tres piedritas del río: Marcia Cabrera, Liliana Montaña y Verónica Ochoa, artistas indisciplinares. Canto, reiteración

“Yo empecé un camino de abrojos y de espinas y al continuar ese camino me vide obligado a cruzar dos ríos, uno de lágrimas y otro de sangre, y esos dos ríos corrían como los ríos cristalinos que tiene la Naturaleza, los que bañan las cinco partes del mundo, los que arrastran sin cesar las arenas y que las aguas no cesan de correr llevando la arena; y así es la humanidad que ha pasado ante la inteligencia infinita que crió la humanidad, y esa humanidad que ha pasado y pasó no ha podido comprender lo que está escrito en ese hermoso libro, llamado “El Libro de Dios”.

Capítulo 1:  El hombre indígena que recibe lecciones de la Naturaleza

Voces agua: Bosque de Niebla en Guasca, Cundinamarca. Ojo de agua en el Occidente de Caldas. Cañada en Haciendas El Potrerito, Centro de Bogotá. Puente del Humilladero, Popayán. Indianápolis. Río Vicachá – San Francisco, Cuenca del Bogotá.

Voces lectores: Victoria Lucena, trabajadora del arte y defensora de la naturaleza. María Buenaventura, artista. Elizabeth Gómez Elayo, socióloga. Sua Baquero, pedagoga. Pedro Pablo Tattay, documentalista. Ana María Ferreira, profesora, investigadora. Phuyu Uma – Jenniffer Ávila, artista.

Capítulo 2:  La imagen del pensamiento del indio

Voces agua: Lluvia, Bogotá. Río Bogotá altura de El Charquito. Puente del Humilladero, Popayán. Llave de agua en Usme. Indianápolis, ojo de agua en el Occidente de Caldas.

Voces lectores: Emilio Tarazona, artista. Jore Clavijo, . Pedro Pablo Tattay, documentalista. Harold Villay, ambientalista. Ana María Ferreira, profesora, investigadora. Ignacio Gómez, periodista, investigador.

Capítulo 3:  La virtud del indígena nacido y acariciado por la Naturaleza debajo de la madre selva

Voces agua: Agua de nacimiento, Occidente de Caldas. Quebrada La Cangreja, Medellín.
Quebrada El Redil, Bogotá.
Fuente, Cali. Ojo de agua, Putumayo, La Campiña Suba, Bogotá.

Voces lectores: María Buenaventura, artista. Mauricio García, custodio de semillas. Fernando Cuervo, artista. Jesús A. Flórez L., acompañante de pueblos indígenas del Pacífico. Lector. Verónica Zacipa Mejía, literata. Chicharra.

Capítulo 4:  La prehistoria de la raza indígena antes del 12 de octubre

Voces agua: Laguna Negra. Río Las Piedras, Resguardo Coconuco. Lluvia, Bogotá. Llave de agua, Los Ángeles. Santágueda, Occidente de Caldas. Río Mole -liberado, Sur de Inglaterra. La Soledad y La Macarena, Bogotá.

Voces lectores: Laura López, caminante. Julián Caballero Coordinación Regional de Comunicaciones, CRIC. Laura Escobar, artista. Carolina Caycedo, artista. Óscar Moreno, artista. María Buenaventura, artista. Lisa Blackmore, investigadora. Natalia Guarnizo, gestora cultural.

“Es una pequeña idea que hace muy pocos días se formó al lado derecho de la margen de un concierto de pensamientos”

En este 2020 de alerta de pandemia, han sido asesinados en Colombia 264 líderes sociales: defensores de tierras, de ríos, de montañas, de selvas, de derechos humanos y comunidades. También han sido asesinados este año 59 firmantes del acuerdo de paz, que se suman a otros casi 200 de los años anteriores.

Con estos asesinatos, callan ríos, montañas, selvas, comunidades de seres vivos. 

Desde la distancia, por teléfono, correo y WhatsApp, pedimos a otros artistas y a líderes sociales que leyeran al agua fragmentos del libro de Manuel Quintín Lame: Los pensamientos del indio que se educó dentro de las selvas colombianas. La lectura podría ser a un río, a un ojo de agua, a una quebrada, a un hilo de agua o a la lluvia. Podrían grabarlo en buena calidad o en mensaje de WhatsApp y hacérnoslo llegar, para hilar entre todos —sus voces y las voces de los lugares— esta lectura colectiva. 

Esta lectura colectiva, de un líder que se proclamó indígena en años en que se consideraba un horror reconocerse, que recuperó tierras usurpadas por los más poderosos, de un libro contradictorio también, es una forma de sabernos unidos ante todo, con el espíritu liberador de Lame recorriéndonos como un solo gran cauce, y una invitación a seguir leyendo a los lugares sus palabras, para decirle a esta tierra que la imagen del pensamiento del indio que no se rinde a la injusticia, sigue aquí, en nuestras voces. Y en el agua. 

Quintín Lame, líder indígena colombiano (1880  – 1967), luchó por la recuperación de los territorios indígenas y en contra del sistema terrasejero (forma de esclavitud decimonónica) en el Cauca y Tolima. Por su lucha fue encarcelado 108 veces. En 1938 logró la restitución de los resguardos de Ortega y Chaparral. El libro que aquí leemos fue escrito en prisión, y fue terminado en 1939.


Un proyecto de: Laura Escobar, Isua Pθrebik – Eyder Calambás, Phuyu Uma – Jenniffer Ávila y María Buenaventura.

Dibujo: Laura Escobar

Publicaciones Similares